Logo-TennisLife

Lograr los objetivos de acondicionamiento físico será posible manteniendo consistencia, concentración, resistencia mental y sobre todo motivación dentro de uno para conquistar todos los objetivos deseados. A continuación, brindaremos cuatro consejos de motivación que le permitirán superar sus propias expectativas.

Cuando usted es inflexible acerca de su objetivo y se centra en hacer pequeñas mejoras cada día, el cambio que verá una vez que levante la cabeza y observe lo lejos que ha ido desde que comenzó el viaje será inmenso.

1. ¡Hazlo ahora!

De nada sirve soñar con las metas, deseos y logros, cuando aún no se han llevado a la acción; la única manera de convertir en algo tangible todas las metas que imaginamos, es comenzar a trabajar en ello.

Analizar cada pequeño aspecto de un plan para minimizar el riesgo sólo prolongará el inevitable momento en el que tendrá que saltar a las acciones para lograr alcanzar los objetivos deseados.

Aléjese de las personas que van por la vida diciendo “Un día estaré allí”. Tome acción hacia su meta ¡ahora! Todo el fuego comenzó con una pequeña chispa, las pequeñas acciones cuentan mucho.

2. Encienda la chispa

Conozca su “¿por qué?”, la razón que lo llevará a alcanzar la meta deseada. Es necesario profundizar y descubrir lo que está creando el impulso para lograr su objetivo. Es posible que desee perder peso o ejecutar una media maratón, pero ¿por qué? Una vez que identifique su por qué, es necesario aferrarse a ello y no aflojar la marcha. A pesar de lo perfectamente estructurado que pueda parecer su “plan”, habrá adversidades imprevistas que hará todo lo que esté a su alcance para hacerle fracasar. Los desafíos pueden llegar a nublar su visión e intentarán hacerle perder de vista su “por qué”. Sin embargo, conocer su “por qué” marcará el verdadero norte y le guiará para lograr la meta que se propuso originalmente.

3. Establezca una fecha límite

Establecer un plazo es crucial, pues esto mantendrá un objetivo como un tema sensible al tiempo. La definición de una fecha de vencimiento para su objetivo hace que usted trate cada día de llegar a ese punto de manera más precisa que si no se fija una fecha. Si usted realiza esta acción simple, mantendrá una expectativa de lo que sucederá cuando llegue la fecha y se mantendrá motivado. Establezca mayor responsabilidad fijándose un plazo.

Una vez que lo haya decidido, ¡no lo cambie! Sea realista con su tabla de tiempo (objetivos reales y alcanzables) pero tampoco se dé periodos demasiado laxos (perder 5 kilos en 2 años). Comprométase con la fecha y haga lo que pueda de ahora en adelante para acercarte a dónde quiera estar.

4. Siga la regla del 1%

Usted no va a percibir los cambios de un día a otro; al principio serán paulatinos, pero más adelante y tras mucho trabajo y dedicación, los cambios sutiles podrían llegar a desmotivar hasta a los mejores de nosotros.

Una vez que llegue a ese punto debe establecer su mente para obtener un 1% mejor cada día. Si trabajó durante 35 minutos la primera vez y luego 36 minutos al día siguiente es suficiente, en un inicio. Si usted corrió 1km un día y al siguiente 1.5 km, el avance es grande. Si comimos de manera adecuada todo el día excepto en cena porque tomamos postre y el siguiente comimos adecuadamente pero reducimos el postre, ¡también está bien! La clave es mantenerse constantemente en el marcador de mejora del 1% cada día.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni