Logo-TennisLife

A la mayoría de las personas se les recuerda desde la infancia que el desayuno es obligatorio. Pero en los últimos años, nutricionistas y científicos han cuestionado esto.

La respuesta corta, es que depende de la edad que tengas y tus hábitos diarios. Para los niños, los estudios han demostrado que comer a primera hora de la mañana tiene una influencia positiva en el rendimiento cognitivo en la escuela, especialmente en los comportamientos orientados a tareas.

Pero si eres un adulto, la hora exacta para hacer la primera comida del día es realmente preferencia personal. Hay personas que simplemente no tienen hambre cuando se despiertan. Son precisamente esas personas las que comen más tarde por la noche o no hacen nada físicamente extenuante en la mañana. A pesar del régimen de tres comidas al día que se ha arraigado en la sociedad moderna, el cuerpo humano realmente no funciona en un horario tan rígido. Si come una gran comida la noche anterior, no necesariamente va a tener hambre simplemente porque es la hora del desayuno. Aquellos que se despiertan hambrientos son típicamente los que comieron una comida ligera la noche anterior, o comieron bastante, pero mucho antes en el día.

No ha habido ningún estudio concluyente que haya encontrado que desayunar tenga un efecto positivo en la pérdida o en el mantenimiento del peso. Tampoco se ha podido demostrar que los adultos reciben un beneficio cognitivo cuando comen por la mañana. Por supuesto, si eres diabético o tienes otras condiciones de salud crónicas, no debes abstenerte de tomar el desayuno. Además, si haces ejercicio a primera hora de la mañana, lo mejor es comer después de tu entrenamiento para rehidratar y reponer las calorías perdidas.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni