Logo-TennisLife

¿Cómo pueden las peleas ser buenas para algo? Estudios han determinado que las parejas que discuten son a menudo más felices que las que nunca experimentan conflictos. Si bien las peleas constantes son una señal de que las cosas van mal, evitar conflictos y guardar esos sentimientos puede generar más estrés a largo plazo.

Los sentimientos y las palabras que a veces suprimimos para "no provocar una discusión" pueden traer más tensión al cuerpo y mente, que sólo discutirlo con la pareja. Con el tiempo, los sentimientos reprimidos pueden crear ansiedad y depresión, y lo último que necesitamos es más estrés.

Las peleas constructivas que ocurren dentro de los límites que permiten la expresión emocional, fortalecen una relación. Discutir bien requiere de habilidades que toman tiempo en construirse. La palabra clave es "respeto", mientras las parejas se respeten entre sí, discutir no será una amenaza para la relación.

Discutir demuestra que les importa la relación. Ser honesto y hablar sobre algo que no funciona no es fácil, pero si la relación no les importara, no tendrían el impulso de plantear el problema en primer lugar. Es importante discutir de manera justa, escucharse unos a otros y hacer cambios juntos. Procuren no culpar a la pareja, es importante la manera en que se dicen las cosas.

Aquí hay algunas sugerencias:

  • Nunca digan algo de lo que puedan arrepentirse.
  • No insistan en tener razón.
  • Hablen tan pronto como sientan que la ira va aumentando.
  • Escúchense
  • Procuren no traer temas del pasado que no tienen nada que ver con la discusión actual.
  • Siempre habrá desafíos y conflictos en una relación. Una vez que las etapas iniciales pasan a la estabilidad y la longevidad, la gente tiende a caer en sus propios territorios de nuevo. Quieren ser escuchados y comprendidos, seguir sus pasiones y ser reconocidos por quienes son. Las parejas que discuten expresan sus deseos de ser escuchadas. Cuando se hace de manera constructiva, no se está peleando. Están expresando sus necesidades. Y las parejas felices se escuchan. En un momento de intensa discusión ambos se mantendrán firmes, y esto es un signo de respeto mutuo.

    Síguenos en Twitter
    Síguenos en Facebook

    © Copyright Magazine México 2018

    Diseño y Desarrollo por Sinfoni