Logo-TennisLife

Los androides y otras máquinas de las películas de Hollywood se parecen a lo robots actuales en cuanto a sus funciones o forma, pero casi nada en cuanto a su capacidad de razonar o a su autonomía para moverse sin recargarse. Las películas 'Pacific Rim' y 'Pacific Rim Uprising' están llenas de peleas de robots contra monstruos. Dentro de ellos están los humanos controlando cada paso, puñetazo y patada. Estas son suposiciones increíblemente anticuadas sobre el futuro de los robots que patean traseros.

Se supone que a medida que un robot se hace más grande se vuelve más difícil de controlar, por lo que se necesitan más operadores. Pero la ciencia muestra que realmente no es así como funciona.

Cuanto más compleja es la máquina, es menos probable que un ser humano pueda administrarla directamente, la inteligencia artificial (IA) hace un buen trabajo dando a los bots la capacidad de caminar, correr, levantar e incluso hacer volteretas hacia atrás por su cuenta.

Películas como 'Alien' y 'Elysium' muestran el uso de exoesqueletos de maneras más prácticas, como ayudar a los trabajadores a levantar objetos para ayudar a prevenir lesiones. El T-800, el clásico robot de 'Terminator', tiene tejido vivo sobre un endoesqueleto de metal y está programado para matar por órdenes de Skynet, un sistema de inteligencia artificial que se ha apoderado de las computadoras del mundo con el fin de destruir a la raza humana.

Hasta ahora, ningún sistema de IA tiene conciencia y todos están programados para ayudar a la humanidad. ¡Menos mal!

Hollywood no ha resaltado los usos "más inspiradores" de los exoesqueletos como ayudar a las personas con lesiones espinales a caminar o como una herramienta para la terapia física. Sin embargo, en la película Young Ones (2014), presentan un exoesqueleto que ayuda a un personaje paralítico a caminar de nuevo.

Lo que en estos momentos se está debatiendo mucho y genera bastante controversia, es la capacidad de un robot para tener un razonamiento humano, con una parte de razonamiento emocional. ¿Has visto la serie 'Westworld'?

C-3PO es el robot humanoide de la saga de "La guerra de las galaxias". Está diseñado para servir a los humanos y presume de ser capaz de comunicarse usando seis millones de formas distintas. En el mundo real, los robots de compañía empiezan a hacerse presentes, pero no tienen la simpatía de C-3PO.

Un avance importante en el sector policiaco se ha dado en China. La Policía china ha empezado a utilizar unas gafas especiales con la tecnología de reconocimiento facial para detectar a delincuentes buscados, algo parecido a lo que hacía 'Robocop'. Es muy eficaz, ya se ha podido identificar a siete fugitivos relacionados con casos de atropellos con fuga y de tráfico de personas. Además, han logrado detectar 26 casos de fraude de identidad.

La diferencia entre los robots del cine y los robots que tenemos hoy en día no está en la forma, no está en las funcionalidades, que son bastante reales. Está en la parte más social, de empatía, de emociones y de razonamiento autónomo. La robótica actual está todavía muy lejos de la del cine en la parte de la inteligencia artificial (IA), en los sistemas cognitivos del robot y su capacidad de aprendizaje.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni