Logo-TennisLife

Basada en la biografía ‘Queen of Scots: The True Life of Mary Stuart’, del historiador de la Universidad de Cambridge, John Guy. Es un drama histórico emocionante que se destaca de otros en su género debido a su relevante perspectiva feminista y una nueva versión de los personajes que hemos visto en la pantalla una y otra vez. Cuenta la historia de dos mujeres fuertes que tenían una feroz rivalidad y tenían que navegar como gobernantes de una sociedad patriarcal, mientras equilibraban el matrimonio y los hijos que se convertirían en sus herederos.

Las dos reinas son interpretadas por las actrices nominadas al Oscar: Saoirse Ronan como Mary, quien fue elogiada por su actuación en Lady Bird y por Margot Robbie (Yo, Tonya), que interpretará a la reina inglesa Elizabeth I.

El guión fue escrito por Beau Willimon (House of Cards), y Josie Rourke hace su debut como directora. Hay una hermosa partitura de Max Richter y una magnífica fotografía de John Mathieson. El diseño del vestuario seguramente obtendrá una nominación al Oscar. Los vestuarios aportan un toque de color brillante a la oscura y melancólica atmósfera, son diseñados por Alexandra Byrne, quien ya ganó un Oscar por su trabajo en “Elizabeth: The Golden Age”.

El maquillaje y el estilo también son particularmente sobresalientes, ya que Margot Robbie tuvo que usar una prótesis en la nariz y maquillaje en el rostro que simulara las cicatrices faciales causadas por la viruela que padeció la reina Elizabeth I.

La película ha recibido algunas críticas por ser históricamente inexacta, con una ira particular al hecho de que Mary I de Escocia y Elizabeth I de Inglaterra nunca se conocieron en la vida real. A medida que las tensiones entre católicos y protestantes se hicieron más pronunciadas, Elizabeth, una protestante, no podía ser vista con Mary, una católica, durante tiempos tan políticamente tumultuosos. Sin embargo, en la película, la historia quedaría incompleta si no lo hicieran.

Como hecho curioso, Margot Robbie y Saoirse Ronan pasaron la mayor parte del tiempo en el set de ‘Las dos reinas’, evitándose mutuamente. La idea era que cuando las mujeres finalmente se reunieran para el encuentro culminante de la película, sus reacciones fueran espontáneas y genuinas.

Después de dos semanas de ensayo, el rodaje de ocho semanas comenzó en agosto de 2017, en el campo inglés, en lugares históricos como Hardwick Hall en Derbyshire y la catedral de Gloucester del siglo XI, antes de trasladarse a los castillos y cañadas de Escocia. Aproximadamente tres semanas después de la producción, justo cuando la mayoría de las escenas de Robbie en Inglaterra habían sido filmadas y las de Ronan en Escocia estaban a punto de comenzar, las dos actrices se reunieron en una casa de campo con techo de paja en Buckinghamshire para filmar juntas la tan esperada escena.

Tanto Saoirse Ronan como Margot Robbie brindan actuaciones fabulosas, y aunque el personaje de Ronan tiene mayor peso y presencia en la cinta, Robbie consigue grandes momentos pese a lo limitado de su personaje. Obviamente la película nos prepara desde el inicio para presenciar el eventual enfrentamiento entre las dos monarcas, y la espera no es en vano.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2019

Diseño y Desarrollo por Sinfoni