Logo-TennisLife

Michael B. Jordan está listo para otro round como Adonis Creed. Tres años después de que ‘Creed’ llegara a los cines, Jordan y su musculoso físico están de vuelta para lanzar golpes en ‘Creed II: Defendiendo el Legado’, con un guión original escrito por Sylvester Stallone.

Stallone, regresa como el icónico Rocky Balboa, el famoso boxeador y mentor de Creed. En la nueva película, tanto Rocky como Adonis se enfrentarán al mayor reto de sus vidas : Ivan Drago (Dolph Lundgren), el ruso que actuó más como un Terminator que como un boxeador en 'Rocky IV', regresa trayendo a su hijo Viktor (Florian Munteanu, el boxeador profesional) para desafiar a Creed en el cuadrilátero.

Ivan perdió a su esposa, su riqueza y el apoyo del país. Vive en un pequeño departamento con su hijo, a quien entrena para convertirse en otra máquina de matar. Viktor casi no tiene líneas en la película, pero logra ser una presencia patética en la pantalla a pesar de su enorme tamaño. Su padre lo presiona demasiado, su país solo se preocupa por él cuando está ganando y su único camino hacia una vida mejor es a través de la violencia. Está atrapado en un frío y gris mundo de odio y entrenamiento.

Cuando la historia comienza, Creed está lidiando con la recién adquirida fama y las responsabilidades en el mundo del boxeo, es ahí cuando aparece el desafío de Drago. Para cualquiera que no haya visto ‘Rocky IV’, Ivan Drago es el hombre que mató al padre de Creed, Apollo. Ahora, Creed tendrá la oportunidad de vengarse.

Stallone trabajó con el entrenador Gunnar Peterson para agregar un poco de músculo extra a su cuerpo, ejercitando especialmente la parte superior de su cuerpo para el papel. Dolph Lundgren, se ve tan grande como siempre mientras repite el papel que lo hizo famoso en 1985.

A través de su cuenta en Instagram, Sylvester Stallone ha compartido un emotivo mensaje en el que se despide del papel de Rocky Balboa tras casi 40 años. “Bueno, este probablemente es mi último rodeo… Pensé que Rocky había acabado en 2006 y estaba muy feliz con ello. Luego, de la nada, este joven hombre (Michael B. Jordan) se presentó ante mí y cambió toda la historia. Esta pasó a una nueva generación. Nuevos problemas. Nuevas aventuras. No podría estar más feliz, ya que mi historia ya ha sido contada y hay todo un nuevo mundo que se está abriendo para la audiencia, para una nueva generación”.

La fórmula de Rocky está bien usada, casi hasta el punto de la autoparodia, pero sigue siendo satisfactoria a la audiencia. El chico bueno siempre gana en estas películas, incluso si “ganar” significa esforzarse más de lo que otros esperan. Tanto Rocky como Adonis perdieron sus peleas iniciales por el título, pero ambos demostraron algo para sí mismos y para el mundo. Una vez más, es una fórmula simple, pero funciona. Creed II es efectivamente la octava película de la serie Rocky, con ideas que han sido usadas con tanta frecuencia en las películas deportivas, que parece que nos han enseñado la lección innumerables veces: cree en ti mismo, haz lo mejor que puedas, no hay nada que no puedas hacer. Esta es una emocionante historia sobre padres e hijos, sobre culpa y redención, sobre soledad y familia... justo el tipo de grandes temas sutiles que siempre han impulsado a esta saga.

La película está siendo dedicada a Tony Burton, fallecido en febrero de 2016. El actor apareció en seis títulos de Rocky como Tony Duke.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2019

Diseño y Desarrollo por Sinfoni