Logo-TennisLife

Los tatuajes han sido considerados mucho más que solo una decoración corporal. ¿Qué pasa con los tatuajes como forma de curación? ¿Qué pasaría si hubiera un elemento medicinal y curativo en este ritual?

Los seres humanos han modificado su aspecto desde tiempos prehistóricos, probablemente para destacar ó para mezclarse en un grupo. El hombre de hielo de más de 5000 años (Ötzi) descubierto en los Alpes, tiene 61 tatuajes que están organizados en 19 grupos diferentes.

Cada grupo de tatuajes es simplemente un conjunto de líneas horizontales o verticales. Se cree que tuvieron un propósito terapéutico para Ötzi, porque sus tatuajes tienden a agruparse alrededor de la parte inferior de la espalda y las articulaciones, lugares donde sufría de degeneración de la articulación.


Tenía un bigote permanente tatuado en el labio superior ... porque aparentemente los hipsters son mucho más antiguos de lo que creemos. Los investigadores creen que los tatuajes podrían haber sido una forma muy primitiva de curación o terapia. Sin embargo, los tatuajes de bigote pueden haber compensado simplemente a alguien que no puede hacer crecer su propio vello facial.

Las historias menos conocidas, como la momia de 1,000 años de edad que se encontró en el Perú en la década de 1990, amplían la idea del tatuaje terapéutico. En este caso, no solo los símbolos y las ubicaciones de los tatuajes de la momia apuntan a una práctica curativa, sino también la composición de la "tinta" misma. Todas las antiguas prácticas de tatuajes utilizan hollín como pigmento. Sin embargo, en el caso de la momia peruana, los científicos descubrieron que los círculos en su cuello contenían una sustancia diferente a sus otros tatuajes: materia vegetal. Los científicos que estudian este caso creen que la materia vegetal se usó para tatuar su cuerpo como parte de un ritual específicamente curativo o de fortalecimiento.

Incluso hoy en día, algunas culturas practican el tatuaje medicinal para curar ciertas dolencias, con los efectos más convincentes observados en las articulaciones con artritis.

También, después del tratamiento contra el cáncer de mama, algunas mujeres optan por hacerse tatuajes artísticos no solo para cubrir las cicatrices de la mastectomía, sino también para sentirse en control de sus cuerpos otra vez.

Personas que viven con trastorno bipolar o depresión se hacen tatuajes de motivación, para recordarse a sí mismos vivir cada día. Y en ocasiones, quienes están viviendo una pérdida, se tatúan algo en recuerdo de un ser querido y ayuda en el proceso de duelo.

¿Tú qué opinas?

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni