Logo-TennisLife

¿Sientes a veces que tus colegas no te toman en serio? ¿O hablan de ti cuando no estás presente y no tienes idea por qué? Bueno, podría ser que algunos de tus hábitos en el trabajo no sean profesionales, lo que arruina lentamente tu reputación. Aquí hay algunos ejemplos de lo que podrías estar haciendo para sabotearte sin que lo sepas.

Siempre llegas tarde

Es normal llegar ocasionalmente tarde a la oficina, pero no es profesional llegar tarde siempre. Es un indicador de lo puntual y confiable que eres y si tomas en serio tu trabajo. Además, salir más temprano de lo que deberías de la oficina cada dos días es otra práctica que empaña lentamente tu imagen y a la vez, obstaculiza tu crecimiento profesional.

Tienes una actitud negativa

Quejarte constantemente de el trabajo, entrar en pánico incluso antes de que se te asigne una tarea y ser pesimista no es constructivo. En lugar de quejarte del problema, enfoca tu energía en encontrar una solución y trata de mantener una actitud optimista. Es normal quejarnos, sólo procura que no se convierta en hábito.

Lo que haces mientras se supone que trabajas

Está bien tomar pequeños descansos cada cierto tiempo, pero cuidado con lo que haces en esos recesos. ¿Tomas selfies mientras estás sentado frente a tu computadora? ¿Revisas tus redes sociales cada media hora? (ok, creo que todos somos culpables de esa) ¿O usas con frecuencia tu teléfono para jugar, buscar aplicaciones o chatear con tus amigos? Si es así, debes parar inmediatamente. Existe una razón por la cual las personas mantienen separadas su vida profesional de la personal. No solo estás perdiendo el tiempo que debes dedicar al trabajo, sino que también demuestras a tus colegas que priorizas otras cosas en lugar del trabajo.

Hablas demasiado

Está bien tomar café o té y hablar con colegas por un breve momento, pero hacerlo todo el tiempo definitivamente no es un buen hábito. Además, tomar llamadas personales (a menos que sea una emergencia), durante el horario de oficina es otro gran NO. Da la impresión de que eres irresponsable y no tienes trabajo que hacer.

Higiene básica

Si dejas tus tazas o servilletas usadas en tu escritorio, estornudas sin usar un pañuelo de papel, produces un sonido extraño mientras comes o eructas ruidosamente, casi invita a la gente a comentar sobre tu conducta. Recuerda que convives con otras personas durante el horario de oficina y que debes ser aseado, al menos en lo básico.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni