Logo-TennisLife

Como padres, los hijos son el fruto de nuestro amor, son nuestro legado para el mundo, parte de nuestra carne y sangre, sin duda son nuestro presente y lo mejor que nos ha pasado.

Abrazar a un hijo o una hija es desbordar sentimientos innatos de amor, de protección, de esperanza. No hay sentimiento más noble ni ejemplar que el que existe entre los padres y los hijos. No importa si nuestros hijos son chicos o grandes, siempre serán nuestros niños.

En el contexto general, los niños son el futuro de nuestra sociedad, son quienes recogerán mañana el mundo que los adultos de hoy vamos a dejar y es precisamente lo que nos lleva a reflexionar: ¿Qué mundo les vamos a dejar a nuestros niños?

¿Y en elecciones?

En nuestro país a finales del mes pasado comenzaron las campañas con miras a elegir al hombre o mujer que dirigirá los destinos de nuestro país por los próximos 6 años y para elegir a varios gobernadores y curules en las diversas cámaras. Hemos sido testigos de campañas insidiosas, de propuestas intolerantes, de promesas incumplibles y también de convocatorias injuriosas y llenas de desdén.

Estamos tan acostumbrados a que en cuestión de política todo se vale que nos parece de lo más normal que ciertos aspirantes recurran a todo tipo de improperios, insultos inauditos o acusaciones sin sustento, que sinceramente sentimos que en algunos o muchos casos se perdió la brújula y el sentido intrínseco de lo que significa hacer política y que no debería ser otro que el arte de ejercer el bien común.

Pero lo más triste y lamentable es que hoy la intolerancia la vivimos en las redes sociales, son muchas personas las que utilizan esta forma de comunicación para denostar, con lenguaje por demás soez, a quienes no piensan como ellos.

Todos somos seres individuales y eso nos hace únicos e insustituibles y por lo mismo tenemos derecho a pensar diferente. Antes de utilizar algún término poco ortodoxo para dirigirte a quien no piensa como tú, te invito a reflexionar… ¿Eso es lo que le quieres enseñar a tus hijos, a los niños de nuestro país?... Aunque todavía no opinen, ellos aprenden.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni