Logo-TennisLife

¿A cuántos técnicos de la Selección Mexicana no has querido matar por las decisiones tan extrañas en los partidos, por las humillaciones recientes contra la selección de Chile o por el fracaso en la copa América?

Hubo una vez donde nuestros sueños casi se volvieron realidad, sólo que éste personaje aún no era técnico de México y en realidad, entregó un gran resultado.

Como mexicano aficionado al futbol y a la tan peleada Liga MX, sabrás por qué el Club de Futbol Pachuca es llamado también "Cuna del futbol en México". Seas aficionado o no a este club, tendrás en mente sus 116 años de fundación y que fueron los ingleses, principalmente de la industria minera en México, los que trajeron este hermoso y popular deporte.

El club, (ya con algunos ayeres al momento de la revolución mexicana) cuenta la historia que por aquellos momentos practicar futbol no era tan sencillo, los hombres, mujeres e incluso niños eran reclutados para pelear o trabajar en el campo. Nadie tenía tiempo ni cabeza para el futbol... o casi nadie. El Club Pachuca (y algunos otros), a pesar de la dificultad de la Revolución y lo difícil que era transportarse en esa época, lograron sortear tales dificultades. En una ocasión, tenían que viajar a la Ciudad de México para un partido, lo ideal era que se trasladara al equipo completo, pero no había espacio para todos en el camión de redilas jalado por burros, dejando a la suerte quién tendría que viajar solo.

El inglés Alfred C. Crowle, en ese entonces jugador del Club, fue al que la suerte le tenía una jugarreta preparada, ya que en el trayecto a la ciudad, él y otro compañero de equipo se cruzaron con un retén revolucionario que los detuvo por unos días.

El peligro acechaba a Crowle, pues lo confundieron con un estadounidense. Si recordamos la frase que se le atribuye a Porfirio Díaz "Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos", muestra el resentimiento mexicano por Texas y California (y otras tantas más habidas y por haber), entenderemos que lo querían fusilar de inmediato.

Para fortuna de ambos jugadores, al revisar sus cosas y alegar que eran futbolistas del Club Pachuca, un soldado seguidor del deporte, logra reconocerlos y los salva del similar y cruel destino del que Maximiliano no pudo escapar.

Después de esa experiencia y unos años más tarde, Alfred C. Crowle siendo técnico, llevaría a la Selección Mexicana a ganar su primer título, la presea dorada en los juegos Centroamericanos de 1935.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2018

Diseño y Desarrollo por Sinfoni