Logo-TennisLife

Tal vez, aunque seas muy fan del fútbol, el nombre del estadio "Pocitos" no te diga nada, ya sea que eres muy joven o de plano la historia no se te da, pero éste estadio posee récords que ningún otro estadio del mundo podrá conseguir:

  • 1.- Ser sede del primer partido de los Mundiales (bueno, éste lo comparte con otro estadio, más adelante te contaremos).
  • 2.- Y el primer gol de los mundiales, en Uruguay 1930.

  • La primera Copa Mundial organizada por la FIFA fue la de Uruguay 1930, para la cual se estaba construyendo el Estadio "Centenario" con capacidad para 90.000 personas (más o menos lo mismo que el estadio "Azteca" en la actualidad) el estadio con más capacidad fuera de las islas Británicas. Este estadio sería la única sede donde se jugarían todos los partidos del mundial, pero por fuertes lluvias no se pudo terminar a tiempo y se tuvieron que buscar diferentes sedes.

    Una de estas sedes fue el estadio "Pocitos", donde Francia enfrentaría a México en un partido simultáneo (por eso comparte el récord) con el estadio "Gran Parque Central" en un duelo entre Estados Unidos contra Bélgica (en estas fechas los gringos mandaban en el fútbol de América del Norte, al menos sacaban mejores resultados, ganando 3:0 su primer encuentro, llegando hasta las tan ansiadas, por los mexicanos, semifinales).

    Y el mágico récord para el mundo del balónpie, pero trágico para el "Tricolor", Francia marca el primer gol de los mundiales al minuto 19, anotado por el jugador francés Lucien Laurent, en lo que sería el primer clavo de los 13, en la fase de grupos, que sellaron la participación en el torneo para México.

    Este mítico estadio fue demolido aproximadamente 10 años después, por el creciente desarrollo de la población y la cancha desapareció dentro del barrio de Montevideo.

    Recientemente, entre los años 2002 y 2006 (entre el mundial Corea-Japon y Alemania respectivamente) se realizó una investigación para determinar el lugar donde se anotó el primer gol de los mundiales.

    Se organizó el concurso "En busca del arco perdido", para realizar dos esculturas, una en la ubicación original del centro de la cancha y la otra en la ubicación del arco donde se convirtió el primer gol de la historia de los mundiales. El ganador fue el arquitecto Eduardo Di Mauro con sus obras "Cero a cero y pelota al medio" y "Donde duermen las arañas". Juzguen ustedes si tales esculturas están a la altura de la historia del futbol y tan mítico estadio, el "Estadio Pocitos"


    Síguenos en Twitter
    Síguenos en Facebook

    © Copyright Magazine México 2018

    Diseño y Desarrollo por Sinfoni