Logo-TennisLife

Es más corto el vuelo de Toluca a Cabo San Lucas de lo que tarda el vuelo a Cancún. Eso es lo primero que noté cuando me entregaron mis boletos de Interjet.

Es curioso que como agente de viajes fuera mi primera vez en visitar uno de los atractivos turísticos más importantes de México. Finalmente lo hice en el pasado puente del 5 de febrero y ya que era plena temporada de ballenas en las costas de Baja California (enero a marzo), decidí que era el momento de conocer el área de Los Cabos.

alt

El chofer de nuestro corresponsal en Cabo San Lucas que nos recibió en el aeropuerto, estaba sorprendido que a pesar de no conocer, le daba yo detalles de la zona, principalmente de los hoteles, pero al poco tiempo yo era el que se sorprendía cada vez más. Toda el área de Los Cabos, entre San José del Cabo y Cabo San Lucas, se ha desarrollado de una manera formidable con unos paisajes espectaculares de océano y desierto, que cada año atraen a decenas de miles de turistas extranjeros y es impresionante la diversidad de intereses que los motivan. Los Cabos cuentan con excelentes campos de golf, deportes marinos, deportes de aventura, ecoturismo en el desierto (¡inclusive hay travesías en camello!), excelentes hoteles y gran ambiente en sus bares de playa, pubs y restaurants.

HACIA LAS BALLENAS

Revisamos el programa de nuestras actividades que incluyeron una salida por la mañana para el avistamiento de ballenas.

Pregunté a nuestro corresponsal si tendríamos la oportunidad de tocar a las ballenas (como lo vi en algunos folletos) y me respondió que eso no se realiza en Cabo San Lucas, pero si queríamos nos organizaba un viaje de más de 300 km en avioneta para llegar a Bahía Magdalena, uno de los principales sitios elegidos por la ballena gris para aparearse y es donde a veces uno puede tocarlas. Ok, no muchas gracias… lo dejamos para otra ocasión. Nos sonrió y nos dijo con absoluta confianza, ¡no se preocupen, van a ver ballenas y no se van a decepcionar! Al día siguiente, a las 8 de la mañana, partimos en una lancha rápida de la hermosa marina de Cabo San Lucas, primero pasamos frente a la Playa de los Enamorados y no terminamos de contemplar su belleza cuando de pronto, de las imponentes formaciones rocosas, apareció el famoso Arco, ¡un espectáculo formidable!, pero aquí aumento la velocidad nuestro lanchero, no hay tiempo ahorita dijo, hay que aprovechar que es temprano y la mejor hora para buscar ballenas.

alt

Cada año, durante los meses de invierno miles de ballenas grises y de otros tipos, como las jorobadas, viajan 10 mil kilómetros desde la costas de Alaska y el Mar de Bering a las costas de Baja California para reproducirse y alimentar a sus crías, esta travesía rumbo a las costas del Sur les toma de dos a tres meses. Al igual que la mariposa Monarca, es una de las migraciones más largas e interesantes del planeta.

EN MAR ABIERTO

Pronto nos encontramos en mar abierto mirando 360 grados “a ver si vemos algo”. Luis Ramírez, nuestro lanchero, nació en Mazatlán, hijo y nieto de pescadores, emigró a Los Cabos en busca de una mejor vida y está muy contento de vivir aquí. Conforme pasa el tiempo entendemos que esto es una aventura, no hay una ruta fija ni garantía que vas a ver ballenas o que podrás observarlas de cerca y tenemos que ayudar a Luis, a ver quién distingue a lo lejos un chorro de agua, señal que abajo hay una ballena, pueden pasar de 15 a 20 minutos bajo el agua. De pronto Luis grita ¡ballena… a las 11! Esto quiere decir de la punta de la lancha un poquito a la izquierda (como el reloj) y vámonos a toda velocidad.

Tan pronto nos acercamos, Luis baja la velocidad para no hacer mucho ruido.

EL GRAN ESPECTÁCULO

De pronto surgen del mar dos figuras oscuras, se deslizan majestuosamente, como un submarino que ves en las películas… ¡es una ballena gris con su cría!, las seguimos de cerca y pronto llega otra balsa con turistas, hay mucha solidaridad entre los lancheros y sobre todo mucho cuidado para no ahuyentarlas. Nos desplazamos guiados por los chorros de agua que veíamos a lo lejos. Llegas al punto, las admiras y luego se vuelven a sumergir, es increíble cómo van dejando huellas circulares en el agua, no sabes si ya se fueron o volverán a salir y de pronto ¡¡¡splash!!! tres ballenas salen una tras otra ¡son inmensas!, de 10 a 15 metros de largo, la mayor de unas 20 toneladas. Podrían voltearnos pero son amigables, saben que estamos ahí y con un aletazo formidable se despiden de nosotros, es tiempo de regresar.

alt

Cuando visitas por primera vez un lugar, desde ese momento, tu mente le da un significado especial, y si después ese lugar es mencionado, le prestas una especial atención, creo que lo mismo me pasó después del avistamiento de ballenas, ahora me emociono más al hablar de ellas, aprecio enormemente la labor de las personas que luchan por salvar su especie y por supuesto, les recomiendo viajar a conocerlas.

DÓNDE HOSPEDARSE


  • Fiesta Americana Grand, localizado a 15 minutos en auto de la marina de Cabo San Lucas Excelente hotel de lujo con tarifas muy atractivas contratándolas en Viajes Excelsior.

DÓNDE COMER


  • En la playa Medano, muy cerca de la Marina, hay dos excelentes “beach bars” en los que se come muy bien y tienen muy buen ambiente: Mulligan’s y The Office.
  • También en la Marina y a un lado en el centro comercial El Paraíso hay una gran variedad de comercios y restaurantes.

AVISTAMIENTO DE BALLENAS


  • Se puede contratar directamente en la marina pero es recomendable hacerlo un día antes para salir temprano o contratar un programa bien diseñado con una agencia de viajes que domina el tema, y ya que la transportación privada es muy cara, generalmente resulta más barato.

alt

Roni Rubinstein, desde 2001 es director ejecutivo de Viajes Excélsior. Miembro del Comité de Hotels y Resorts de VIRTUOSO. Integrante del Comité de “400 Hotels” de la revista Forbes.

  • Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Tel. 30 98 88 88
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni