Logo-TennisLife

La leyenda inició una noche de marzo de 1893 cuando William Waldorf Astor abrió las puertas del Hotel Waldorf en la esquina de la Quinta Avenida y la calle 34. La alta sociedad neoyorkina asistió a su memorable cena de gala animada por la orquesta sinfónica de Nueva York. La prensa local destacó que el edifico contaba con electricidad y baños ¡en casi todas las habitaciones!

Cuatro años después, la familia Astor nuevamente relumbró a la sociedad al inaugurar el Hotel Astor, adyacente al Waldorf, al poco tiempo ambos hoteles combinaron su operación y unieron sus nombres creando el prestigiado Waldorf Astoria y así ha permanecido como la marca de este y otros hoteles de gran lujo de la cadena Hilton.

alt

Recuerdo que en mi adolescencia, durante un viaje a Nueva York, mis papás me llevaron a conocer especialmente el lobby del hotel Waldorf Astoria, nunca olvidaré esa sensación al entrar, esa puerta giratoria que te llevara por un túnel de 100 años de historia para ingresar a un mundo de elegancia y el mejor estilo de la sociedad moderna. Así me sentí hace unos días al registrarme en el hotel.

La estancia fue muy placentera y sumado a la excelente ubicación, durante un fin de semana soleado, previo a los calores y humedad del verano, pude disfrutar plenamente de Nueva York como pocas veces lo había podido hacer y créanme que la estancia en un magnifico hotel puede resultar en muchos casos un factor muy significativo y memorable para la experiencia que te queda de un viaje.

DELEITE DE LA ELITE SOCIAL

Durante sus primeras tres décadas, el Waldorf Astoria logró deleitar a la elite de la sociedad local pero sus grandes momentos vendrían años después. En 1929 el hotel fue derrumbado para dar paso a la construcción de otro edificio icónico de Nueva York, el Empire State Building y el nuevo edificio del Waldorf Astoria trasladó su ubicación actual frente a la Avenida Park.

alt

Al poco tiempo de instalarme en el piso 36, bajé al salón ejecutivo del piso 24, donde me reuní con Michael Romei, jefe de conserjes del hotel, quien nos ayudó a conseguir boletos en el área de courtside para nuestros clientes de México que próximamente irán al US Open. Michael y yo, nos tomamos un café y charlamos un buen rato, fue una de las vivencias memorables, resulta que Michael es secretario general de “Les Clefs d’Or”, la Organización Mundial de Conserjes y le pregunté si vio la película del Gran Hotel Budapest (donde se muestran escenas que hablan de una organización similar al Les Clefs d’Or)… ¡y claro que ya la vio! Me sorprendieron mucho sus comentarios.

DETALLES IMBORRABLES

A lo largo de su historia, el Waldorf Astoria ha sido una marca innovadora, con infinidad de detalles, como ser el primer hotel donde se filmó una película, el primero en ofrecer room-service las 24 horas. Ha sido sede de grandes acontecimientos como el lanzamiento de las carreras de artistas famosos como Frank Sinatra, Dinah Shore, Diana Ross, etc. El banquete de la boda de la princesa Grace de Mónaco con el príncipe Rainier III y reuniones de trabajo que cambiaron la historia del mundo, como la famosa junta de “Los cuatro grandes”, cuando al finalizar la Segunda Guerra Mundial se reunieron los ministros de Relaciones Exteriores de las 4 grandes potencias para establecer los detalles del pacto que estableció el futuro de Europa.

Por cierto, la mesa que ocuparon los ministros, ahora se encuentra en el buffet del famoso restaurant Oscar´s del hotel.

Su nombre es en memoria del legendario maitre d' del hotel, Oscar Tschirky quien inventó la famosa ensalada que lleva el nombre del hotel y los huevos Benedict, sin mencionar la larga lista de dirigentes de países y celebridades que se han alojado aquí. Hospedarse en el Waldorf Astoria es una experiencia muy especial y como solía decir el magnate Conrad Hilton, antes de comprarlo: “The Greatest of them all”. ¿Me pregunto a qué historias nos llevará esa misma puerta giratoria dentro de 100 años?

TIPS DE VIAJE


  • Para estancias durante el mes de Junio ofrecemos un paquete de dos noches desde 647.31 dólares, en habitación doble, con todos los impuestos incluidos.
  • Recomendamos la estancia en las torres en el paquete de 2 noches desde 922 dólares.
  • La estancia en las torres del Waldorf Astoria es increíble, pues son habitaciones más amplias y para nuestra clientela de Viajes Excélsior, en muchos casos, nos confirman el ascenso de categoría a una suite que es espectacular.
  • La estancia en las torres incluye una entrada separada con lobby y conserjes exclusivos para sus huéspedes, ascensores privados, desayuno y acceso durante todo el día al Astoria Lounge, Internet libre y uso gratuito de gimnasio.
  • Interesados me pueden enviar un correo con su solicitud.

Roni Rubinstein es licenciado en administración de hoteles por el Instituto Tecnológico de Israel y estudios de especialización en la Universidad Cornell en Nueva York. Con una larga trayectoria en turismo en México y el extranjero, es director de una de las agencias de viaje mas sobresalientes de México.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni