Logo-TennisLife

Proviene de las palabras inglesas «ligth» y «fidelity» y promete ser más eficiente que las redes Wi-Fi, las de mayor extensión en la sociedad. Se llama Li-Fi y, tras los primeros ensayos realizados en los dos últimos años, y puede ser el cauce de internet en el futuro. Científicos han logrado una velocidad de transferencia de archivos de hasta 224 gigabites por segundo, lo que sería el equivalente a descargar 18 películas (de 1.5 GB cada una). Se trata de la primera vez que se consigue fuera del laboratorio a través de esta tecnología inalámbrica que transmite datos a alta velocidad utilizando la comunicación de la luz en lugar del tradicional uso de ondas de radio.

Esta tecnología puede «cambiar la forma en la que se se utiliza internet». La necesidad de banda ancha para la transferencia de archivos cada vez mayores y la popularización de dispositivos electrónicos permanentemente conectados ha obligado a las empresas implicadas a buscar un nuevo planteamiento. Una de las alternativas más interesantes, Li-Fi, utiliza un diodo emisor de luz (LED) de un vatio. Integrada con microprocesadores, esta pequeña bombilla puede lograr flujos de datos más veloces que las actuales soluciones tecnológicas.

alt

Científicos han probado en Tallin (Estonia) las posibilidades de esta innovación. «Hemos diseñado una solución de iluminación inteligente para un entorno industrial en el que la comunicación de datos se realiza a través de la luz. También estamos haciendo un proyecto piloto creando una red de Li-Fi para acceder a internet en su oficina», señala Deepak Solanki, director general de la compañía tecnológica Velmenni, en declaraciones a «IBTimes». Pese a las aparentes virtudes de esta tecnología, aún quedaría mucho camino por recorrer, ya que exigiría un rediseño de muchos de los equipos emisores y receptores de telecomunicaciones existentes en la actualidad. Además, se estima que una de las ventajas de esta tecnología es que no causa interferencias con otros sistemas, aunque las ondas de luz usadas no son capaces de sobrepasar las paredes.

El científico de la Universidad de Edimburgo (Escocia) Harald Haas, pionero en la tecnología Li-Fi, demostró en 2011 que el parpadeo de la luz de un solo LED (imperceptible para el ojo humano) era capaz de transmitir más datos que una antena de telefonía. Esta tecnología utiliza el precepto de la Comunicación Luz Visible (VLC), un medio que utiliza la luz visible entre 400 y 800 terahertz (THz).

Para entendernos, funciona según los expertos, básicamente, como un código Morse avanzado. Los expertos, no obstante, consideran que las redes Wi-Fi y Li-Fi coexistirán en un futuro para lograr redes más eficientes y seguras. Pese a no estar aún comercializada, ya hay empresas como PureLifi (Escocia) oSisoft (México) que ya investigan las posibilidades de poner en el mercado soluciones basadas en esa tecnología.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni