Logo-TennisLife

Hace 15 años, el gobierno chino decidió prohibir la venta de consolas de videojuegos en el país a compañías extranjeras. Ahora, el gobierno del gigante asiático ha puesto sobre la mesa la opción de abolir la prohibición y todo apunta a que la medida saldrá adelante, aunque aún no se sabe a partir de cuándo.

En el año 2000, China tomó la decisión de prohibir la venta de videoconsolas y juegos por los efectos que tenían en los jóvenes: según el gobierno, este sector provocaba conductas indeseables entre sus usuarios, por lo que se tenía la necesidad de proteger a los habitantes del país de las consecuencias de su uso.

Muchos años más tarde, en 2012, el gobierno levantó ligeramente la mano y permitió que ciertas empresas operasen en su territorio -Sony y Microsoft entre otras-, aunque bajo unas restricciones importantes, entre ellas, que solo podían venderse en la zona de libre mercado y comercio de Shanghai.

alt

Según informa The Wall Street Journal, esta prohibición ha vuelto a salir a debate en el gobierno y parece ser que se ha llegado a la conclusión de que se volverá a abrir el paso para las compañías extranjeras de videoconsolas, aunque aún no se ha marcado la fecha en la que podrán volver a comerciar.

De esta forma, compañías como Microsoft, Sony o Nintendo podrán disputarse el liderazgo de ventas de un país que se ha pasado a los juegos móviles y de ordenador por el escaso acceso a las videoconsolas, pero que tiene un potencial enorme y cuyas estimaciones de mercado de este año se prevén en torno a 22,2 mil millones de dólares.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni