Logo-TennisLife

La sociedad ha pasado por diversas etapas de desarrollo en las cuales, ha destacado la discusión de lo que implica decidir ser empresario o empleado. Por una parte, el empleado trabaja para la misión de una empresa y sus tareas se alinean al cumplimiento de la visión de la misma. Optar por este camino te permite estar en una zona de confort con un sueldo seguro y un jefe que delimite tus funciones, pero por otra parte tienes vacaciones limitadas y tus procesos se realizan en base a los sistemas que escogió previamente la dirección.

En cambio, el emprendedor es aquel que tiene una oportunidad de negocio y tiene la capacidad de hacerla realidad. Crear una empresa es una tarea más compleja que únicamente solicitar un empleo, y al existir un mayor riesgo, los resultados de forma positiva o negativa serán de mayor impacto. Algunos de los contras que puede tener el autoempleo, serían que el dueño es quien elige a sus clientes, proveedores, ubicación, entre otros; y si no se tiene mucha experiencia en el sector pueden tomar malas decisiones, además de que todos los gastos que se generen van por su cuenta (aunque estos pueden deducirse fiscalmente, caso que no aplica para los empleados) y tiene la responsabilidad de satisfacer a sus clientes, pues son ellos quienes generan sus ingresos.

alt

En cuanto a los beneficios, pueden ser ilimitados ya que tiene la posibilidad de abarcar diferentes mercados y productos. Crea un sistema que le gusta y sus empleados lo deben de seguir.

El punto más relevante de todos, es que trabaja con gusto, pues cree en la idea y la desarrolla con pasión.

¿Te gusta…?

alt

Si la mayoría de tus respuestas son “a”, te recomiendo que empieces a desarrollar tu idea de negocio, es importante empezar por estructurar la posible oportunidad, eligiendo los prospectos para clientes y proveedores, así como tener un plan para competir con proyectos similares, definir de manera muy simple pero concreta las características del modelo de negocio, lo cual se resume en armar un Plan de Negocios, si no sabes cómo hacerlo, la mejor forma es acudir a una Incubadora de Empresas, donde te apoyarán con asesorías de todos los temas que se requieren, así como vinculación a programas para conseguir financiamientos.

Daniela Waingarten Feferman - Incubadora HXQ. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Tel. 36826130

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni