Logo-TennisLife

A partir de su experiencia en la Universidad de Payasos "Clown College" del circo Ringling Bros and Barnum & Bailey, y pasar dos temporadas de gira con dicha compañía, Andrés Aguilar Larrondo (Dr. Romanok), emprendedor social de ASHOKA, tuvo la oportunidad de experimentar la risaterapia en sus visitas a hospitales infantiles y pabellones pediátricos. En una de esas visitas se encontraba una niña, de aproximadamente 7 años, quien sorprendida al verlo, se incorporó con su propia fuerza y le preguntó: ¿tú quién eres?; como buen payaso contestó: "Soy el nuevo director del hospital y vengo a decirles a los doctores que éste es el nuevo uniforme (señalando su atuendo)".

alt

La niña volteó a ver a los doctores con una inmensa sonrisa y continuó platicando con Andrés. La madre, llorando, le dijo a los doctores: ¡es un milagro!, pero la niña la corrigió: “no es un milagro, es un payaso”.

Después, los padres le explicaron a Andrés que su hija había tenido un accidente doméstico y desde entonces no había querido hablar o moverse.

EL PROYECTO RISATERAPIA

Enamorado de la labor y convencido de los resultados, Andrés decidió cual emprendedor social, comenzar este proyecto en la ciudad más grande del mundo:la Ciudad de México, y así fue, Risaterapia inició sus labores en 1999 y se constituyó como Asociación Civil en mayo de 2002, con el propósito de ofrecer servicios de voluntariado en hospitales públicos de México. Hoy, a 10 años de su fundación, busca promover en la sociedad el amor, la alegría y la risa.

A través de Risaterapia, Andrés busca promover vínculos interpersonales de ayuda mutua basados en la alegría, mediante agentes promotores llamados “Médicos de la Risa” que se comprometen voluntariamente a un proceso de sensibilización, educación y actividades periódicas al servicio de personas en estado vulnerable.

DIFERENTE LABOR

Estos voluntarios llevan como principal consigna erradicar el innecesario dramatismo de los centros de salud o comunidades. Al mismo tiempo valoran su estado anímico y consideran los beneficios no sólo sociales, sino personales en la prevención de la enfermedad. Este tipo de servicio es la “Cooperación Alegre” y se propaga con actividades concretas que generan beneficios inmediatos a todos los niveles: desde el sentimiento de bienestar personal hasta el testimonio de grupos de voluntarios que promueven una sana convivencia y un ambiente de esperanza y alegría generales.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni