Logo-TennisLife

Katyna de la Vega, emprendedora social de Ashoka, antropóloga social y urbanista, se percató de un problema al que no muchos le ponen atención.

El problema es que muchos pueblos de México están en deterioro. Estas zonas crecieron en población, sin normas o principios rectores sobre su expansión.

alt

El resultado es masivo, no organizado, y la urbanización no planificada consiste en esfuerzos inconexos para "modernizar" las ciudades. Este intento provoca una devaluación de todo lo que es "viejo": ayuntamientos y centros históricos se descuidan, mientras que se erigen nuevos edificios con poca o ninguna conexión con la historia de la ciudad.

Las consecuencias por la falta de planificación y la devaluación del patrimonio local son sociales y económicas. Por un lado, los ciudadanos pierden identidad con su ciudad y no les importa protegerla. Por otro, estas ciudades "coloniales” se desintegran. El impacto económico de la muerte gradual de estas ciudades es enorme, la gente sale en busca de trabajo y los turistas prefieren otros lugares, lo que aumenta pobreza y desempleo.

Contribuye a Ashoka, con tu apoyo seguiremos encontrando emprendedores, con las ideas más innovadoras para solucionar los problemas que más afectan a la sociedad.

Lo que identifica a un emprendedor social es que no se queda con los brazos cruzados al identificar un problema, sino que pone manos a la obra hasta combatirlo.

Es por eso que Katyna de la Vega creó “Mi poblado”.

Un modelo innovador para revitalizar las ciudades en las regiones más pobres de México, las que se enfrentan a problemas derivados del deterioro urbano, falta de cohesión social, y pérdida de la identidad, las tradiciones y costumbres.

Este movimiento ayudará para reorientar inversiones del gobierno:

  • Ayuda a crear miles de puestos de trabajo
  • Fomenta el crecimiento económico
  • Alienta el aumento del turismo
  • Restaura el orgullo cívico y la participación de los ciudadanos

Katyna revitaliza las economías de pequeños pueblos mexicanos, con una fuerte herencia en zonas pobres del país, a través de proyectos urbanos que utilizan fondos del gobierno para frenar el declive económico. Se aprovechan las relaciones de cooperación con el gobierno para redirigir presupuesto a una revitalización de la ciudad y los políticos locales y regionales se convierten en defensores del uso eficaz de fondos federales, mientras las empresas locales y residentes ven que su casa o negocio mejora, sin costo para ellos.

alt

Por si fuera poco, “Mi Poblado” también hace proyectos de ecoturismo; crea un concepto para cada lugar, tomando en cuenta los espacios naturales y la oferta y servicios turísticos que se pueden detonar, con respeto al medio ambiente.

Es una empresa exitosa que integra, mediante trabajos de imagen urbana, restauración, arquitectura del paisaje y revitalización, el patrimonio tangible e intangible de los poblados y ciudades de México y América Latina.

Deborah Jacob licenciada en Comunicación Social; actualmente es coordinadora del programa de “Diáspora Judía” en Ashoka Emprendedores Sociales.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.ashoka.org.mx

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni