Logo-TennisLife

Hace días escuché un programa de radio en el que se daban alarmantes estadísticas sobre una nueva generación de fumadores. Un dato me impactó: el promedio de edad en que comienzan es de 12 años. Así es, leyó usted bien, 12 años? No obstante aquí no cuestionaré a los padres que se desentienden de sus hijos ni cómo obtienen recursos para costearse ese desagradable hábito.

alt

Comienza la prohibición

La primera política para que los tragahumo se deshicieran de este vicio comenzó hace cerca de 10 años. Se trató de eliminar anuncios en medios audiovisuales e impresos que mostraban el producto y la marca. Los consorcios buscaron formas de promocionarse, al principio saturaron espectaculares y revistas con imágenes relacionadas, como un vaquero montando a un caballo; al final se conformaron con plasmar sus colores característicos por todos lados. Después el gobierno obligó a plasmar dramáticas imágenes en las cajetillas y para reforzarlo se tomaron medidas extremas, nuestros legisladores prohibieron el consumo en establecimientos cerrados.

Las mejores oportunidades

El negocio del tabaco es una industria multimillonaria que comercializa cerca de 15,000 millones de cigarrillos al día, así buscaron formas novedosas de matarnos. Además de idear productos que se adaptan a la vida de cada consumidor, como ese pequeño cigarrillo de una de las tabacaleras más grandes, con altísimo contenido de nicotina y alquitrán para que los ocupados ejecutivos lo consuman en sólo siete fumadas, también hallaron formas de promocionarlos. Tal vez por accidente se dieron cuenta que el ser humano reacciona a los estímulos a un nivel más profundo que el del pensamiento consciente, es decir nuestra mente inconsciente gobierna nuestro comportamiento.

La verdad sobre las terribles advertencias

Investigadores indagaron el efecto que las advertencias y las aterradoras imágenes en las cajetillas tenían en los consumidores. Sometieron a diversos grupos a estudios en los que se uti- lizaron aparatos de resonancia magnética funcional para descubrir áreas del cerebro que se activan cuando los fumadores tienen contacto con las cajetillas. Los resultados arrojaron que las advertencias e ilustraciones no sólo no suprimían el deseo de fumar, sino que activaban el núcleo accumbens, que se impele cuando surcamos sensaciones de ansiedad e induce a los fumadores.

Hace poco estaba en un exclusivo bar dónde los clientes parecían sacados de una revista de moda, bebidas con nombres exóticos y las diminutas porciones de comida instaban a irse a echar unos tacos, saliendo de ahí; el mobiliario tenía un tono rojo chillón frente a delgados televisores donde se reproducían escenas del Viejo Oeste con equinos que corrían libremente por espacios abiertos.

¿A poco no se le antojó encender un cigarrillo con leer esta descripción aunque usted no fume??

Nos bombardean

Me gustaría decir que estas estrategias se utilizan sólo en lugares destinados al reventón, pero no, las tabacaleras adoptaron otros métodos y se infiltraron en lugares insospechados. Quizá mientras usted lee este artículo, su hijo, tal vez menor de edad, sigue con pasión alguna carrera de la NASCAR. ¿Inocencia pura no? Pues no. ¿Por qué cree que la NASCAR recibe más patrocinios que cualquier otro deporte? La respuesta es sencilla? qué mejor que pintar un automóvil de un rojo vivo, vestir al personal y al corredor con atuendo del mismo color chillante y sentarse en el palco a esperar y “exhalar” mientras su pequeñín relaciona los pantones con la velocidad, el dinamismo y el riesgo.

Querido lector, como seguramente ya se dio cuenta, las grandes corporaciones nos atacan por todos los frentes y es indispensable que activemos nuestros radares sensoriales si queremos contrarrestar estas crueles ofensivas y proteger a nuestras familias.

Mtro. Carlos Raffoul Saba es autor del Best Seller “La Consultora”, locutor del programa de noticias “El Ajo” y Director General de Grupo Raffoul S.C. Cuenta con Maestría en Ingeniería en Imagen Pública y miembro fundador de la Asociación Mexicana de Consultores en Imagen Pública (AMCIP).Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., @carlosraffoul, www.raffoul.com.mx.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni