Logo-TennisLife

¿Está hace años pensando si debe abrirse por su cuenta, harto de no crecer y de hacer que su jefe o su empresa ganen dinero injustamente? No está solo: el estado de emergencia y de angustia colectiva son un fenómeno mundial, pues estamos a las puertas de una nueva era: la Era Post-Salarial.

Las olas mundiales de despidos y pases a retiro no se deben a la malicia de codiciosas empresas y empleadores. De un tiempo a esta parte, todo el mundo laboral está pasando por serias transformaciones, que son mucho más rápidas que la capacidad de adaptación de la gente del común: hoy las empresas, de modo creciente, dejan de contratar personal fijo y pasan a contratar "por proyecto". En lugar de contratar empleados, están comprando trabajo.

alt

El problema es que la gente continúa percibiendo el empleo a base de salario como la única opción de generar ingresos. El problema, también, es que la sociedad está creando más gente que puestos de trabajo asalariado. Hay trabajo para todos. Lo que no hay para todos, son puestos fijos.

El cambio que el hombre y mujer de la calle deberán atravesar, consiste en transformarse de "empleados" a "dadores de servicios", es decir, ser "autónomos", "independientes", "autoempleados" o mini-emprendedores. Y de tener un jefe, pasarán a tener no uno, sino múltiples clientes.

Nadie dice que el cambio sea fácil. Es un proceso largo, que puede ser doloroso pero apasionante a la vez. Y, como están las cosas, parece que no quedará otra. Usted tiene 40, 45, 50 años, su empleo pende de un hilo o, lamentablemente, ya lo han despedido o pasado a retiro por la razón que sea: porque anulan su puesto, porque cierran su empresa, porque hacen recortes, porque cayó en el bando equivocado en la política de oficina.

Quizás consiga otro trabajo, del que lo volverán a despedir al año, o dos, o tres, en una rueda interminable. O bien, quizás no lo consiga. Se pasará largos meses, a veces años, enviando currículums y comiéndose sus ahorros. Se verá a sí mismo languidecer en el café o frente al televisor, y no podrá mantener dignamente a su familia.

Existe otro camino: el de transformarnos nosotros también, aprender las nuevas reglas del juego y volver a la cancha con toda la fuerza. Lo primero es el cambio de mentalidad: usted, que ha perdido su empleo pero tiene tantos años de experiencia, ¿se ve como un ser descartable y descartado, que ha sido botado prematuramente al bote de basura de la sociedad? ¿O se ve más bien como un "producto" atractivo para el cambiante mercado, capaz ya no de trabajar para otro amenazante jefe, sino de "vender" su conocimiento y experiencia a múltiples clientes? Si su respuesta es la segunda opción, está usted ingresando con pie firme en la Era Post-Salarial.

Marcelo Kisilevski es coach y periodista independiente, autor del libro "El Secreto del Segundo Pilar – Cómo trabajar, realizarse y prosperar en la Era Post-Salarial". Se puede obtener en www.amazon.es y en www.bubok.com.mx

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni