Logo-TennisLife

Procuro tener contacto constante con mis colegas y en fechas recientes me entristeció ver lo que sucedía. Me encontraba leyendo los comentarios de varios consultores en imagen sobre la vergonzosa batalla campal que se armó al finalizar la semifinal del balómpié mexicano entre el Morelia y el Cruz Azul. Todos afirmaban que la imagen consecuente de varios de los cementeros mermaría en su futuro profesional.

Nos gusta pensar que todo lo que ocurre está dentro de nuestra área de expertos, pero para mala fortuna de muchos, si no es que de todos, la cosa no es así, es como si vamos al oftalmólogo porque tenemos un dolor de estómago y el galeno asegura que tenemos un grave problema de conjuntivitis.

SON EJEMPLO

Lo lamentable del hecho no es lo que pueda suceder con la imagen de los atletas, sino el que un grupo de pseudo-profesionales (y que conste que le voy al Cruz Azul), tengan que recurrir a la violencia sin tomar en cuenta que ellos representan el ejemplo para los pequeños y futuros líderes de nuestro país.

No quiero decir que en el deporte la imagen no tenga un peso significativo y como ejemplo tenemos el fenómeno Beckham, quien a pesar de ser o de haber sido un jugador mediocremente bueno, representa cuantiosas utilidades para la oncena donde juegue, no obstante, tengo que reconocer que en algunos ámbitos el talento pesa más que lo que la configuración de ciertos estímulos pueda representar para la opinión pública.

DEL “KIKIN” A CUAUHTEMOC

Ejemplo claro es el caso del que fuera el jugador con mejor imagen de México y a quien varias madres querían para sus hijas. Me refiero al “Kikín” Fonseca, quien lejos de estar actualmente bajo los reflectores, rara vez se le puede ver en el campo de juego. Por el otro lado se encuentra Cuauhtémoc Blanco, quien a pesar de la pésima imagen que lo perseguía y después de asestar un cobarde golpe en el rostro al periodista David Faitelson, hoy lo vemos en un anuncio de una conocida marca de refrescos de cola, en otro en el que se encuentra dentro de una sucursal bancaria y hasta protagonizó una telenovela en horario estelar.

Casos como el mencionado hay muchos por lo que invito a todos a pensar que más allá de nuestra área de trabajo hay un mundo mucho más complejo de lo que creemos y si en realidad queremos que nos tomen en cuenta como profesionales debemos de estudiar cada suceso antes de querer jugar a ser un poético líder de opinión sin conocimiento.

Querido lector, si bien los nuevos medios de comunicación y las modernas herramientas tecnológicas nos permiten estar virtualmente más cerca de terceros, debemos utilizarlos con responsabilidad y estar conscientes que no porque lo único que tengamos en nuestra caja de herramientas sea un martillo todos los problemas tendrán que ser clavos.

Deportistas mejor pagados del 2010

  • Terrel Sugs (Fútbol Americano): 38.3 millones de dólares
  • Eli Manning (Fútbol Americano): 39.9 millones de dólares
  • Manny Pacquiao (Box): 42 millones de dólares
  • Lebron James (Basketball): 42.8 millones de dólares
  • Roger Federer (Tenis): 43 millones de dólares
  • David Beckham (Fútbol Soccer): 43.7 millones de dólares
  • Phil Mickelson (Golf): 46 millones de dólares
  • Kobe Bryant (Basketball): 48 millones de dólares
  • Floyd Mayweather (Box): 65 millones de dólares
  • Tiger Woods (Golf): 105 millones de dólares
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni