Logo-TennisLife

Se llama 'Wax' y deriva de unextracto puro de la hoja de marihuanaque se consigue extrayendo la esencia de grandes cantidades de dicha planta, para convertirla en un producto en forma de cera.

La Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) de Honduras acaban de desmantelar un laboratorio de producción de drogas en que fabricaba esta nuevo y peligrosa sustancia.

Lo que en un principio pudo haber sido un motivo de celebración para las autoridades de Honduras, tras el éxito del operativo, pronto se convirtió en motivo de alarma social para ese país y rápidamente cundió el pánico en el resto de América Latina. Las advertencias incluso han llegado a los cuerpos de seguridad y organismos sanitarios de Estados Unidos.

alt

El 'Wax' se extrae de la marihuana, como quedó dicho, y en las cocinas de la droga después se convierte en un producto espeso. Esta sustancia se consume principalmente derritiéndola sobre los puros de 'hierba' y su consumo se está popularizando entre la juventud centroamericana, según informan los especialistas.

De acuerdo al diario 'El Heraldo' de Honduras, en el laboratorio se producían, aparte de cantidades siderales de 'Wax', otras drogas sintéticas como cocaína y LSD, además de diversos tipos de marihuana.

El 'Wax' tiene un color amarillento, fruto del calentamiento de la plata y su mezcla con gas butano, lo que hace que sea volátil y altamente tóxico. Se puede consumir a través de inhalación (quemando la cera), 'a cucharadas' como si fuera miel o jarabe o untándola en los labios del consumidor.

La sustancia, pegajosa y densa, también es conocida por los traficantes y consumidores como ‘budder’ ‘honey oil’ (aceite de miel) y ‘shatter’ cuando el producto tiene un efecto más intenso.

La preocupación de las autoridades se debe a que esta sustancia se puede ocultar fácilmente (y a plena vista) en utensilios de maquillaje y envases de cremas para manos, lo que hace más fácil e imperceptible su traslado.

A diferencia de la marihuana, el 'Wax' no llama la atención gracias a su capacidad mimética y se puede consumir en pipas de vapor o en cigarrillo electrónico. Sin embargo, la mayor y más preocupante diferencia entre una y otra droga es que mientras un cigarro de marihuana contiene un 13 por ciento de tetrahidrocannabinol(THC), una 'cucharada' de 'Wax' posee más del 90 por ciento.Valorando que el THC es el principal constituyente psicoactivo del cannabis, estos datos muestran la gran peligrosidad del consumo de esta droga.

alt

Las autoridades del Instituto Hondureño para la Prevención del Alcoholismo, Drogadicción y Farmacodependencia (Ihadfa), no esconden su preocupación ante una droga que "ha comenzado a extenderse entre la juventud como una amenaza silenciosa",según sus máximas autoridades.

La subdirectora de la Ihadfa, Corina Alvarado, ha asegurado que es necesario levantar una alerta nacional involucrando a todas las autoridades de su país para frenar su expansión y poner fin a este problema. Otros organismos estatales que luchan contra el narcotráfico ya han sido comunicados de esta tipo de sustancia. Incluso recomiendan que esa alerta se traslade a todo el continente.

Se estima que su comercialización y consumo comenzó hace ya cuatro años, pero en los últimos seis meses los casos de Wax se han disparado, debido a los ingresos en hospitales de decenas de jóvenes por casos de sobredosis tras drogarse con este nuevo estupefaciente en el mencionado país centroamericano.

Su descubrimiento ya ha puesto también en aviso a la Policía del Centro de Texas y al FBI, quienes están rastreando la ubicación de otros laboratorios donde se produce la sustancia en México, El Salvador y también en Bolivia (Sudamérica).

El Wax es hasta cinco veces más potente que la marihuana tradicional, sus efectos pueden durar varias horas e incluso tornarse irreversibles. Este producto, mucho más concentrado, con un consumo prolongado podría favorecer al origen de cáncer de pulmón, pero también afectar al sistema nerviosos central y al sistema inmunológico, han advertido las autoridades sanitarias hondureñas.

Los consumidores de Wax pueden padecer pérdidas temporales de la memoria y alucinaciones. La droga puede perdurar en el organismo un largo tiempo provocando otras enfermedades como demencia, pérdida de conciencia o incluso Alzheimer.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni