Logo-TennisLife

Leo Messi sigue haciendo historia y acrecentando su leyenda. El jugador del Barcelona, que partía como claro favorito para hacerse con el Balón de Oro, levantó su quinto galardón y se volvió a subir a la cima del fútbol mundial en Zúrich. El argentino fue el futbolista más votado con el 41,33 % de los votos por delante de Cristiano Ronaldo (27,7%), que fue segundo y Neymar (7,8%), tercero.

El nombre del argentino sonó por quinta ocasión de la boca de una estrella del fútbol (esta vez fue Kaká) y todo el respetable se rindió a los pies del futbolista argentino que obró un 2015 para enmarcar después de dos años de hastío con muchos goles pero pocos títulos. El pasado año Messi volvió a ser el rey y dejó poca incertidumbre para la gala. Porque no por previsible iba a tener menos mérito.

alt

"Es un momento muy especial poder conseguir otro Balón de Oro. Estuve dos años mirando como Cristiano Ronaldo lo ganaba. Es lo que soñaba cuando era chiquito. Muchas gracias a los que me votaron. Sin mis compañeros no sería posible. Quería agradecerle al fútbol con todo lo que me ha dado, tanto lo bueno como lo malo", dijo el futbolista tras recoger el premio. Un año donde volvió a ser el reyY es que tras lograr el preciado trofeo en 2009, 2010, 2011 y 2012, Leo Messi bajó el rendimiento lo suficiente para verse superado por un Cristiano Ronaldo que demolió estadísticas devastando récords lo que le valió para ser arrebatarle el galardón en 2013 y 2014.

Tras un año 2014 negro (con el Barcelona se fue de vacío a final de temporada y con Argentina perdió la final del Mundial de Brasil), en 2015 Leo Messi volvió a resurgir para encandilar de nuevo con sus eslálones, goles y asistencias. El argentino fue clave en la conquista culé de la Liga BBVA, Champions League, Copa del Rey y Supercopa de Europa con 58 goles en total entre todas las competiciones. También en el Mundial de Clubes logrado el mes pasado fue vital, al anotar la diana que abrió el marcador contra River Plate en la final (0-3).

Inolvidable fue su gol en la final de la Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao, un gol con el que el argentino opta a un galardón que aún no tiene en casa, el Premio Puskas. El argentino recibió en el centro del campo, en la banda derecha, y comenzó un eslalon espectacular 'rompiendo' a todo jugador rojiblanco que osaba ponerse en su camino, incluido a Iraizoz, a quien batió con un fuerte disparo raso. El '10' azulgrana también certificó el título de Liga con su golazo al Atlético de Madrid tras una fantástica pared en el área grande rival.

A nivel de selección, Messi alcanzó la final de la Copa América, pero cayeron en los penaltis ante Chile, sumando otro fiasco albiceleste.

En el año natural 2015, a pesar de su lesión de dos meses del pasado otoño, Messi perforó las mallas en 51 ocasiones (en 61 partidos). Pero el internacional argentino no es solo un goleador, disfruta repartiendo juego y generando ocasiones para sus compañeros, como demuestran sus 28 asistencias repartidas.

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook

© Copyright Magazine México 2017

Diseño y Desarrollo por Sinfoni